Blog

Vivir en Ibiza parte II

Aquí pueden leer la primera entrada acerca de Elvissa.

El alojamiento que la empresa me dio en Ibiza

Pasaron tres meses ya desde que había llegado a Ibiza pasaron muchas cosas, por eso dividí la historia en dos partes. Para recordarles, los primeros tres meses viví en una casa en la montaña, (perdida en un rincón de Ibiza) junto a muchos socorristas, ya sea de piscina o mar. Nuestras empresas en realidad eran la misma solo que cambiaban de nombre.

La finca tenia unos 6 apartamentos dentro de esta, por  lo que en mi caso, eramos 8 en el mismo apartamento. 4 por habitación más living, cocina y un baño. Como sabrán había muchos problemas con la luz, iba y venia y prácticamente no había llaves por lo que la casa vivía abierta, lo cual yo no lo encontraba gracioso.

vivir en ibiza parte II
La pequeña isla de Es vedra.  Magica, se dice que hubo avistamiento de ovnis.

Rutina

Volviendo a la historia… Buscaba mudarme, desde la primer semana de haber estado ahí, las causas eran muchas, si bien la tranquilidad y la cercanía a una excelente cala, (Playa) llamada Cala Tarida, tenia muchas desventajas, como el ir a trabajar, al gimnasio y al supermercado.

La empresa de socorrismo me había provisto con una bicicleta para moverme en la isla. Desde la finca en la que vivía hasta mi trabajo eran alrededor de 5 Km por la ruta, lo cual no lo consideraba seguro ya que en Ibiza hay muchos accidentes cada año en la que la desventaja se la llevan los ciclistas.

Llegando al trabajo atravesando el monte en Ibiza

Un mes antes de mudarme encontré una ruta a través de calles de tierra y bosques hasta llegar al hotel en el que trabajaba. El alivio que había tenido era increíble ya que el ir por la ruta lo consideraba una lotería, ya que había visto mucha gente manejando a gran velocidad, mucho más rápido de lo permitido.

Estuvimos buscando esa ruta con un compañero de la casa llamado Alvarito que también era precavido como yo en temas de seguridad, pero lo habíamos abandonado una tarde ya que habíamos probado muchas variantes, lo hacíamos a pie por lo que después de trabajar no teníamos tantas horas para investigar ya que la noche venia, por ende la oscuridad.

trabajando en ibiza parte II
Esa distancia era desde la localidad de Cala Tarida, pero yo vivía antes del pueblo en el monte.

El día a día

Las ultimas semanas estaba muy tranquilo yendo al trabajo por ese nuevo camino que era muy seguro y no te cruzabas con nadie, a la ida era muy fácil ya que al vivir en el monte e ir cuesta abajo no se tenia que pedalear mucho con la bicicleta, el problema era a la vuelta, pero así y todo se pudo hacerlo y uno podía disfrutar el paisaje, ya que era todo salvaje, bosques y algunas casas donde vivían locales que de vez en cuando sé los veía y saludaban.

Mi rutina era levantarme alrededor de las 8, desayunar tranquilo, prepararme y 40 minutos antes de entrar a trabajar salir. También levantaba a algunos de los colegas que les costaba mucho levantarse, asique era como el tío mayor de muchos en esa casa. Muchos salían de fiesta y a veces dormían solo media horas o ni siquiera eso, así que al día siguiente de la fiesta estaban trabajando a 40 grados en la sombra sumado de piscinas repleta de turistas o parque acuático (mucho peor).

Aquí unas fotos disfrutando de la playa con los compañeros de trabajo, lo más divertido era terminar el trabajo y dirigirse a la playa para tomar mates y refrescarse en el mar mediterráneo.

Horario de trabajo

Comenzaba de diez de la mañana hasta las seis de la tarde, ocho horas por día seis veces a la semana, descansando un día. Aunque ya dije esto era para recordarles.

Teníamos media hora para almorzar, y como yo trabajaba en una piscina cerrada esta durante el mediodía cerraba por una hora, nadie me cubría solo cerraba la entrada y me iba a almorzar que el mismo hotel brindaba, almorzaba con el resto de los colegas del hotel, jardineros, recepcionistas, limpiadoras, mantenimiento, etc.

Una vez pasada la media hora del almuerzo iba a cubrir a una compañera a otra piscina media hora asique yo tenia la oportunidad de estar en dos diferentes lugares a lo largo del día. Antes de volver a mi piscina una vez que cubría a la compañera reponía las toallas de la piscina que estaban usadas, asique en temporada alta quizás tenia que reponer muchas toallas que recogía en recepción para así después traerles toallas limpias. Tenia un carrito que era muy entretenido de usar.

Haciendo amigos en el hotel

En la piscina principal trabajaba una socorrista en la cual me hice muy amiga de ella, se llama guiliana y era una vecina mía, nacida en Uruguay. Compartimos muchos días de playas, charlas, y siempre le voy a tener mucho aprecio, hoy en día sigue viviendo en la isla. Fue muy lindo tener ese apoyo de parte de ella también y saber que podíamos contar el uno para el otro.

Durante los primeros meses empecé a socializar mucho con uno de los chicos de seguridad, llamado Sergio, de Alicante, que había ido a la isla junto a su novia Zeidy y que viven (todavía siguen ahí) a unos 100 metros del hotel donde trabajábamos.

Por aquella época ellos vivían con una chica de Colombia y su novio también. El tiempo paso hasta que un día que fui a cenar con todos ellos a su casa, estaba alucinando, el trabajo le quedaba a solo 5 minutos caminando y era inmenso el apartamento con una super terraza. Fue ahí en donde empece a preguntar si podían hacerme un cuarto en uno de los livings que tenia algunas camas extras. Así fue que el 1 de julio me movería a su casa, pero antes tenia que mudar algunas cosas y empezar a dejarlas ahí.

Mallorca

En a transición entre mudarme de una casa a la otra me fui a Mallorca por 3 días, a visitar a Elise. Había juntado días trabajando un mes en total seguido y así tener 4 días off. Fue un largo mes pero tenia una justificación. Ver a Elise y conocer Mallorca, a Capital de las Islas Baleares.

Ivivir en ibiza parte II
Ese día fue de locos, trabajar, cambiarme rápido y unas compañeras del trabajo manejaron como locas alrededor de la isla para llegar al Aeropuerto.

Mallorca fue increíble, no esperaba que sea tan grande esa isla, a diferencia de Ibiza te hace sentir que no estas en una isla. Esta isla es super completa, cuenta con malls, muchísimas más playas, diferentes zonas, pueblos en las montañas, miradores, entre más.

Estuve en la parte turística llamada Alcudia, su playa fue algo único, super clara el agua y super agradable el ambiente alrededor de esta, También recorrimos valldemossa un pueblito pequeño con sus calles de piedra y fuimos al mirador de Formentor que se encuentra al norte de la isla y tiene una vista preciosa.

Aquí unas fotos:

vivr en ibiza parte II
Elise descubriendo Valldemossa.

Mudanza cerca a mi trabajo

Una vez de vuelta en Ibiza luego de ese viaje fugaz estaba listo para mudarme y seguir trabajando en el hotel.

¿Que puedo decir? estaba super contento y agradecido, vivía con unas personas increíbles y a 5 minutos del gimnasio y del trabajo! cuando antes me tomaba casi 1 horas entre ir y volver solamente al trabajo.

Era super, además estaba en la bahía donde siempre había movimiento de turistas, locales, bares, restaurantes, supermercados y teníamos a San Antonio de Portmany a unos 15  minutos en bicicleta a través de la bahía donde iba a cortarme el pelo, y también acudía al famoso supermercado español llamado Mercadona, el mercadona más cercano lo tenia a tan solo minutos y también iba a hacer calistenia, con un grupo de locales y compañeros de trabajo, más que nada con Juan un aficionado a esta disciplina y personal trainer también.

Los ultimos meses

Los últimos meses fueron más tranquilos, si bien nunca salia de fiesta, la pasábamos bien a nuestra manera con los chicos en la casa, de vez en cuando salíamos a comer afuera, entrábamos en el gym llamado Rumis y cocinábamos juntos.

Zeidy hacia unas comidas increíble de su tierra natal Honduras, que exquisiteces de platos que deguste viviendo con ellos. Siempre muy lindo ambiente y a puras risas. Arepas no podían faltar asique al menos una vez por semana había.

Ahora estaba cerca de mi trabajo por lo que era super, salíamos juntos con Sergio andando eran solo minutos y teníamos el calmo mar siempre a nuestro lado hasta llegar al hotel, hay que contar que Sergio conocía a un colectivero que pasaba 10 minutos antes de entrar a trabajar y a veces se lo tomaba! Pueden creer? iba en bus solo por 100 metros hasta el trabajo, era muy gracioso eso y encima cuando pasaba me saludaba por la ventana! Sin palabras…

Las fiestas electronicas

¿Fede no fuiste de fiesta? La pregunta del millón, la verdad que no, descubrí más la isla durante el día, entrenaba y por la noche  me relajaba  durante la noche con amigos y estudiaba sueco con duolingo. Pero aquí una foto de Ushuahia para ver a Martin Garrix.

Aquí con Zeidy y su familia, Sergio y Mario:

Elise vino para mi cumpleaños y me tomes unos días en el trabajo, fui Formentera una vez más para que ella conozca a mi gusto una isla preciosa también. Elise quedo enamorada de esa isla, super pequeña, sin tantos turistas y aguas transparentes.

vivir en ibiza parte II
Elise descubriendo viendo la playa de Formentera por primera vez.

Recibí la noticia en donde había sido aceptado para ir a trabajar en Sälen, en Suecia, estaba muy contento y agradecido con mí team leader, que me dio una oportunidad sin conocerme.

El verano se iba, oscurecía antes, el calor se iba yendo lentamente, empezó la temporada de lluvias, llego hasta llover una semana seguida, mi piscina, que era la que nadie iba comenzó a ser cada día más concurrida, oscurecía más temprano y por la noche sentías esa brisa de otoño.

Fotos variadas de mi estancia en la isla

Click sobre la foto para leer información.

Reflexión personal de Ibiza

Fueron momentos increíbles los que viví en esa isla, conocí a muchísima gente, la mayoría excelentes personas, cada uno tenia algo que lo hacía destacar, hoy en día sigo recordando a todos y detalles que van a quedar conmigo para siempre, muchas veces me rio de viejas bromas que mi memoria trae cuando veo fotos y videos de esa fecha, a mí me cambio la vida, hoy estoy en Suecia gracias a Ibiza, las vueltas de la vida te llevan a distintos rincones que uno ni se imaginaba antes.

Hay un dicho que se le dice a los primerizos que llegan a Ibiza,  la isla es mágica y tiene su manera de tratarte, puede hacer que te vaya mal, o que te vaya bien, es muy loco pero es cierto, es algo que no se puede explicar, si la isla te quiere te vas a quedar, como sabrán esta fue mi segunda vez ya que la primera me dio el curso de socorrista pero no alojamiento así que volví una vez más para darle una segunda oportunidad.

Gracias y muchas gracias Ibiza!

Nunca te voy a olvidar, me llevo hermosas experiencias y  vivencias que van a quedar conmigo.

A todos los compañeros gracias y abrazos!

Federico Ale.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad