Blog

Vacaciones por Europa parte II

Países con muchos contrastes

Buenas tardes, dese Ibiza me propuse retomar con mí blog y escribir toda mi travesia hasta el dia de la fecha!.

Esta es la segunda parte de mi primera travesía por Europa, allá por el 2016, en donde había empezado en Andorra y seguia por pueblos costeros de Gerona. Quiero aclarar que este viaje lo arme en relación a las personas que fui conociendo en mis trabajos por España.

Una vez en el bus con Fer nos dirijamos camino a Barcelona, era mi primera vez en esa ciudad tan nombrada y conocido por muchos.

Un dato es que actualmente la visitan entre 10.000.000 y 30.000.000 de turistas  al año (Según Diario online Europa Press). Estaba super ansioso ya que ese había sido mi primer destino en Europa para vivir, aunque los caminos de la vida me llevaron luego para Inglaterra.

Una vez arribado en la parada de autobuses tenia una dirección de mi amigo chileno Nacho, que había conocido en Ibiza unos meses atrás.

Gracias a Fer que conocía Barcelona como la palma de su mano, me acompaño hasta la casa de él. Y ahí estábamos tomando trenes de aquí para allí, luego de unos 45 minutos llegamos. Para que se hagan una idea donde era el apartamento (?) estaba a la vuelta de la famosa torre en forma de huevo (que por las noches esta iluminada) llamada Torre Glories.

DSCN0311.JPG
Con Fer nos despedimos de los compañeros de trabajo en Palamos .

Una vez que llegamos al piso, ahí estaba nacho! Jugando a los video juegos en el sofá.

La casa estaba repleta de bolsos, y el living comedor era una habitación más. Una vez ahí me entere que había dos daneses de visita, que habían hecho un intercambio de estudio con nacho y sus amigos  chilenos en Francia, por ende ahora en el living eramos tres!

DSCN0319
Primer día en Barcelona, viviendo con chilenos y daneses. En la foto de izquierda a derecha: Fer, Pau, Muddi, Ignacio y Nick.

Me instale y al cabo de unos minutos llegan los daneses Nick (llamado Stifler, si! Como el de American pie) y Muddi junto con Nico y paula (compañeros de piso de nacho).

Una vez presentados me invitan a una fiesta electrónica al aire libre y que íbamos a hacer previa antes de entrar (como en América Latina). Sin más rodeos salimos a las 3 de la tarde, tomamos un par de trenes, caminamos un poco hasta llegar, yo como un niño observaba maravillado todo!.

Me encantaba esa ciudad, con sus avenidas amplias y su arquitectura. Al llegar al lugar, nos quedamos a la vuelta, haciendo una previa, en la que recuerdo que había mucho alcohol y mucha variedad, recuerdo un Alemán que estaba en el grupo con nosotros y hablaba en español mexicanizado! Gracias a su novia mexicana. Estaban todos felices cuando ya era el momento de entrar, fue una larga tarde que termino a la una de la mañana.

Los siguientes días fueron más diurnos, de levantarme temprano, caminar y caminar, perderme por sus calles como siempre lo hago. Hice un free walking tour con el argentino Facu! Fue muy interesante, fueron dos horas de historias, calles poco concurridas, información, etc.

En fin siempre recomiendo hacer uno (free walking tour), ya que se aprende un montón y lo mejor es que sabes donde estás parado! Muddi me acompaño una mañana por el barrio gótico, nos sentamos en el suelo de la plaza de Madrid en donde nos entretuvimos con malabaristas que había de un lado de la plaza y con acróbatas por el otro, todo un show ese mediodía caluroso de octubre en la plaza.

Era el tiempo de irse de Barcelona, los daneses se fueron primero, yo me fui un día después, me despedí de mis amigos chilenos que me dieron alojamiento y fueron muy buenos anfitriones. Algo que hice para agradecerles fue un día que llegue temprano limpiarles la cocina, pero creo que ellos nunca se dieron cuenta jaajaj, no quiere decir que lo hice mal, solo que ellos no prestaron atención.

Ahí estaba ya, en la terminal “el prat”, increíblemente enorme y fácil de perderse. Mi siguiente destino era Bruselas, Capital de Bélgica. Aquí ya estaba solo, nuevamente como cuando me fui de Argentina y cuando fui a Ibiza, otra vez en la aventura, pero esta vez de turista.

¿Se preguntaran por que elegí ese país? Lo que me decidió a ir fue gracias a la amiga que me dio Facebook, ella se llama Jana y que la conocí a través de un grupo de viajeros, donde una vez que hablábamos le pregunte si podría hacerme “Couch Surfing”  (Sitio web dedicado al hospedaje gratuito entre viajeros, donde hay personas que ofrecen su hogar a cambio de buenas vibras, nuevas amistades y experiencias de viaje,  otros quizás no ofrezcan su casa pero si pueden ser el guía y mostrarte la ciudad en donde viven).

Una vez que Jana accedió y me dijo que si no me molestaba dormir en el suelo con almohadones (En donde respondí que no) ya estaba comprando el pasaje.

Una vez en Bruselas, en su único aeropuerto internacional, famoso por los atentados que había habido ese mismo año (2016), tenia que tomarme el tranvía hacia donde ella vivía.

14705734_10155437620368538_5488466857604312945_n
Era tal la presencia militar que intimidaba.

Era octubre, el verano se había ido, y como había escuchado, aquí también llovía mucho, por lo que camine con mi mochila de viajero low cost (mochila con medidas justas para viajar en vuelos sin facturar la maleta) hasta un doner kebab, donde el dueño me presto su móvil para llamar a Jana y decirle que no encontraba la dirección y que me viniera a buscar! (si, un cara dura!), ya que no tenia internet e iba a oscurecer pronto.

Al cabo de unos minutos ahí estaba Jana, en la esquina, fue la primera vez que la veía en mi vida. Su casa al fin y a cabo estaba cerca, solo que los números de los edificios no iban en orden, por eso me había perdido.

Me instale, deje el bolso, y salimos a recorrer las ultimas horas de luz que había. Tengo que decir que sabia mucho y fue mi guía por un par de horas antes de que anochezca.  

DSCN0874
Con Jana en “Atomium” Bruselas

El dia siguiente cambiamos el free walking tour de Bruselas (ya que me habia explicado y mostrado todo el dia anterior) y nos fuimos en tren a Gante, ya que Brujas era mas lejos, y esta ciudad estaba entre medio de las dos.

Pasamos un dia increible, caminamos muchos kms y lo vimos todo, una ciudad hermosa, con canales entre sus calles y todo como perfecto.

Luego de tres dias geniales, ya tocaba irme otra vez, y esta vez iba a la famosa Amsterdam! Definitivamente era un sueño más que cumplía, la había escuchado tanto a esta ciudad, famosa por sus coffee shops (lugar donde se compra drogas y se las consume en si interior) y su zona roja (mujeres detrás de ventanales, donde se venden). Fueron tres horas en bus desde Bruselas, donde Jana se despidió de mí, hasta Amsterdam.

Durmiendo en lo del uruguayo Carlos

Las vueltas de la vida y contactos me llevaron hacia Carlos, un uruguayo, en donde me quede con el, en su apartamento, en donde al irme me hice un amigo. Compartimos mates, charlas y bicicleteadas juntos alrededor de Dam (Amsterdam).

Una vez ya instalado en Amsterdam, deje mi mochila y Carlos me presto una de sus bicis con sus candados en donde me advirtió que si me la robaban me cortaba la cabeza jajaj. Otra vez tenia una guía turística, esta vez era Maxime, una amiga que había hecho en el camping de verano, con ella anduve en bicicleta por todo el centro. Ella iba muy rápido y esquivaba fácilmente a la gente, yo admiraba por donde estaba andando, era un sueño creía, cruzaba los puentesitos entre los canales y pase por la casa de Ana Frank, se me ponía la piel de gallina, wow… Me emociono todavía, dos años después, de ese momento, lo puedo sentir como si fuera ayer, el disfrutar  y conocer lugares que uno siempre había querido estar y ver.

DSCN1059
Con el uruguayo amigo Carlos, no paramos de tomar mates!

Los siguiente dias fueron de Hacer el free walking tour de la mano de “Sandemans”, famoso por sus Free walking y sus paquetes adicionales, tengo que decir que hice casi todos los que hay en Europa y algunos tour extras y la verdad que se lo montan bien, todos sus guias son autonomos y luego recomiendan (como en todos lados) dejarles las reseñas en Trip Advisor.

14560205_10206973276361904_3434756858450597915_o
Un amigo de mi Universidad Lucas, con el nos encontramos y paseamos juntos por la ciudad

Volviendo a Holanda, una vez terminada mi estancia en la casa de Carlos, me dirigí hacia el sur, precisamente a S-Hertogenbosch. El tren tardo un par de horas y como no podía faltar me estaban esperando ahí también, en esta ocasión era la familia de Rob, y seria la primera visita de unas cuantas más con el pasar de los años.

Era mi primera visita a su hogar, en el pequeño pueblo de Dinther (muchos holandeses ni siquiera saben de este encantador lugar), estuve unos 4 días, la familia Van Den eertwegh me trato desde el primer dia como un integrante más de la familia, hicimos cosas cotidianas como salir a pasear, ver sus lugares, ver las clases de futbol de los chicos y la clase de gimnasia de Wise (nombre de mujer), ver películas y cenar… Aunque no lo crean era a las 5 de la tarde! Imagínense como estaba a las 12 que mandaba a los chicos a que me traigan galletas jajja.

Era hora de despedirse hasta el próximo verano de mi familia holandesa, me acercaron al aeropuerto de Eindhoven, y al despedirse faltaba Jhon, el padre, que llego uno minuto más tarde en otro auto, no lo podía creer, había manejado muchos km para saludarme y desearme un buen viaje! Me fui muy contento de Holanda, había sentido que era un país en el que podía probar en el futuro.  

20161024_143450
20161025_115455
Con la Familia van Den Eertwegh
20161025_121850
Con Rob

El ultimo pais de mi primer gira europea era Bulgaria. Lo que me atrajo de Bulgaria era que es un país al que no viajan muchas personas, me llama mucho la atención el ir a lugares donde nadie va y otra era que estaba mi amigo Mario, el cocinero que conocí en el hotel de Golf en Pals y que nos conocimos por la noche en el comedor para empleados del hotel en donde mirábamos las noticias y hablábamos acerca del día junto con otros sonámbulos.

Una vez en el aeropuerto de Sofía internacional hicimos control de pasaportes en el puesto que hay una vez que sales del avión, hacen esto porque si bien está en la Union Europea no está en el espacio Schengen (26 países la forman y quiere decir en pocas palabras que te mueves por estos países sin control de frontera), aunque pronto lo estará, no había nada de escáner electrónicos ni nada de eso, la  impresión de ese aeropuerto es que era muy antiguo en su arquitectura y me recordaba a la época comunista que tanto había visto en la televisión. Fueron cinco minutos en donde hicimos la cola hasta que pasamos a territorio búlgaro.

Al salir veo a mi amigo Mario! Que increíble, me alegre mucho, recuerdo que me decía “Vamos Federico apurate” porque había pedido permiso en el trabajo. Esos pequeños gestos hacen que se me llene el alma de agradecimiento.

El aeropuerto de Sofía hasta el centro es bastante lejos, un taxi suele cobrar 7 euros, ojo! Hay muchos taxis trucos y muchos te dan precios altos por lo cual tienes que regatear o mejor llamar desde donde te hospedes (Hostel, Hotel).

DSCN1599
Con mi amigo búlgaro Mario, me busco al aeropuerto y me llevo al Hostel donde paraba y un dia me hizo un tour gastronómico por la ciudad.

Fue casi media hora hasta llegar a unos de los Hosteles donde mas comodo me senti, se llama hostel Mostel, y resulta que por esa epoca, hace dos años, empezaba con mí página de Facebook el mundo según fede y les mande un correo si me daban noches gratis a cambio de hablar de su hostel, miren cuando lo estoy haciendo! Pero lo estoy haciendo al fin y a cabo.

Mario entro conmigo al hostel, hablo en búlgaro con el recepcionista y se despidió de mí. Me dieron una habitación a compartir con seis personas, como verán en las fotos es bastante amplio el hostel y muy cómodo. En mi habitación conocí a un portugués que vivía ahí, al igual que otro de escandinavia (no recuerdo donde) que estaba escribiendo un libro, imaginen un salón repleto de personas y el escribiendo en su ordenador en una mesa sin que nada ni nadie lo distraiga! Wow la verdad que poder de concentración que tenia.

Mi estancia en Bulgaria

En total fueron 5 noches y 6 días, en donde además de conocer su capital (Sofia), conocí Veliko tarnavo y Plovdiv. Cada lugar de los que fui tiene sus atractivos, en la Capital pude ver la famosa catedral Alexander nevsky, hice un free walking tour con los chicos de Free Sofia tour (al igual que en Plovdiv) en donde nos dieron un paseo por todo el casco histórico, edificios, iglesias, arquitectura, etc.

Otra cosa super cool es que el hostel donde estaba parando organizaba todas las noches un pub crawl totalmente gratis, en donde un empleado del hostel te llevaba alrededor de bares hasta terminar en una discoteca.

Lo bueno de ese hostel es que conocí personas de casi todo el mundo, muchos viajeros, gente mayor, jóvenes, todos super sociables y se generaba un buen ambiente durante todo el día.

Lo bueno de este hostel es que pagando solo poco dinero tienes incluido un desayuno “All you can eat” (americano), por la noche habrá platos de pastas con cervezas totalmente gratis y te durante todo el día, la verdad que la atención es increíble y la gente buena onda.

Me hice muy amigos de tres madrileños que paraban justo en la misma fecha que yo, con ellos salimos algunas noches, fuimos a Veliko juntos y lo más loco de todo es que un ano después voy a visitar a mi familia Madrid y quede con ellos en donde me llevaron al mejor lugar donde se comía patatas bravas! Eso ya lo contare en otra historia.

14906894_10207405378867855_9175895979299450398_n
En el centro de Sofia, Capital de Bulgaria con los amigos madrileños Alex, Ivan y Sergio
14906936_10207405374467745_4571607766559344765_n
En Veliko Tarnovo, 5 horas en bus desde Sofia, la antigua capital
14908353_10207405373667725_7036831958757512312_n
LLegamos tarde al castillo, estaban cerrando una vez que estuvimos en la puerta.

Me fui de Bulgaria con una imagen de un país que está cambiando, se logra ver contrastes, tanto en su gente como en sus calles. Sé esta volviendo un lugar famoso debido a las compañías low cost que te llevan al país por billetes de 10 euros, imagínense que mucha gente está viajando al país, lo que lo hace crecer.

Fueron unas semanas increíbles, donde abrí más mi mente, conocí personas que hice amigos y amigos que hice familia, camine mucho, hubo días en que estuve solo pero no me preocupo, porque sé manejarme solo y disfruto de mí compañía.

Un abrazo y a volar…    

Federico Ale.    

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad