Blog

Trabajando en un hotel resort de golf

Viviendo en un hotel

Hola, buenas tardes, desde Cheltenham escribo esta historia, en la que la viví hace casi medio año ya, en donde fue muy entretenida, conocí mucha gente agradable y tuve la experiencia de ver desde el otro lado como es un hotel resort con todos sus lujos.

Antes de arrancar la historia quiero decir que fue aquí en el hotel donde decidí comenzar a escribir y crear mi página de Facebook llamada El mundo según Fede.

14222325_10155292003723538_6669666791287608948_n
Carrito de Golf que usaba ,al cerrar la piscina, para llevar las toallas usadas a la lavandería del hotel.

Se acababa el trabajo en el camping, este cerraba el 14 de septiembre, y mi cabeza no paraba de pensar nuevos destinos!. No estaba seguro de volver a UK tan temprano porque Superdry recién me necesitaba en noviembre, quería seguir experimentando otros lugares, pero mientras tanto, quería seguir trabajando de socorrista en España en otro lugar hasta ver que podía hacer una vez terminado definitivamente la temporada.

Lo hable con mi jefa de la zona, y me dijo que el 1 de septiembre empezaba en el hotel Resort La Costa,  hotel de golf que estaba a un Km del camping, en Pals, y enfrente del mar.  Accedí rápidamente, pero acorde con ella y el director del camping a vivir una semana más en este, ya que el hotel me daba alojamiento una semana después de arrancado el trabajo.

Me encantaba seguir viviendo en el camping, ya que estaba con mis amigos, muchas emociones se vivieron el día que me mude al hotel, piensen ustedes que vivimos dos meses juntos. El camping estaba a punto de cerrar, pocos turistas había ya, la mayoría de las parcelas que una vez estaban llenas con casa rodantes y tiendas hoy no estaban, los niños jugando y familias riendo fueron reemplazadas por el silencio de la noche.

Hay que aclarar que una vez que me mude seguí yendo por la noche a saludar a los chicos y tomar una ronda de mates para luego volverme a medianoche. Hice esto hasta su ultima noche.

Primer dia en el hotel

Ahora si en cuanto a mi primer día de trabajo… Me levante más temprano de lo normal, desayune y me fui en la bicicleta desde el camping al hotel, tuve bicicleta gracias mi amiga holandesa Jose, que me la presto durante toda mi estadía en el hotel.

Una vez llegado al hotel dejo la bicicleta a un costado en la entrada o hall, donde en esta había carritos de golf  y autos de alta gama exhibidos. Al entrar voy hacia las recepcionistas (al igual que hice en el camping) que amablemente  me hicieron esperar unos minutos para llamar al jefe de mantenimiento.

Una vez que el encargado apareció me hizo el chiste que muchos hacen… “Otro argentino! pero si ustedes están por todos lados!… ” Me pareció linda manera de romper el hielo. Llegamos a la piscina, una vez en esta me contó un poco el funcionamiento de la piscina, del hotel, y las responsabilidades del socorrista, (como por ejemplo proveer toallas a los huéspedes que quieran entrar en la piscina) para luego presentarme a David, el era de España y me iba a acompañar los primeros días de septiembre ya que luego (temporada baja) en la piscina iba a quedar solo yo a cargo.

14205977_10155298598738538_1816046147139566727_o
En la piscina del hotel. Con David, excelente persona y compañero de trabajo

En cuanto a la experiencia de trabajar en un hotel, tengo que decir que es muy diferente a un camping, hay grandes diferencias, ambas son lindos retos y se tiene la misma responsabilidad y compromiso que uno acepta al trabajar de socorrista.

Una vez que despedí a David los siguientes dos fines de semana estuve con Yami, una compatriota de Argentina y encima de mi misma provincia (Santa Fe). Ella había estado trabajando en el camping por casi  8 temporadas, me la habían nombrado tanto que no podía creer cuando me la presentaron, e iba a trabajar conmigo.

Ese verano iba a ser su último como socorrista en Europa, todo un privilegio para mí fue ser su compañero de trabajo y de mates. Con ambos colegas los días de trabajo se pasaban rápidos, y uno se estaba muy bien la verdad, pero una vez que ellos se fueron, los días eran largos, ya que uno estaba solo trabajando. Aprovechaba a socializar cuando alguno de los chicos de mantenimiento se acercaba a la piscina o con los mismos huéspedes, que eran de distintas nacionalidades como ser Usa, suiza, Korea del sur, etc.

Al ser temporada baja no había otro socorrista por lo que me asignaron una habitación a compartir con un compañero de África, el era chef. En las siguientes habitaciones dormían personas de todas las nacionalidades, como por ejemplo mi amigo Mario, de Bulgaria (en el cual en la próxima historia voy a hablar más de el), también había de Filipina, Cuba, la lista era larga.

Al llegar en septiembre el hotel redujo sus empleados por lo que llegue a conocer a unos pocos de los tantos que había en plena temporada alta.

18620492_10156100867918538_1626313287024897690_n (2)
Con los jardineros.
18670807_10156100867833538_1295754866348008783_n
Con el filipino, una maquina de lavar los platos, un genio.

Una de las ventajas de trabajar en un hotel es que suelen dar la vivienda más la alimentación o dietas como le dicen (que consiste en: desayuno, almuerzo y la cena).

Almuerzo buffet en mi turno de descanso activo, ya que tenia que seguir controlando la piscina.

La verdad es que es una buena opción para alguien que está ahorrando o simplemente alguien que trabaja medio año (como muchos españoles) y el resto del año vive con lo que ganaron. La comida es muy buena hay que aclarar y que tenes opciones para servirte (estilo buffet libre). Pero lo mejor de todo es que vas a vivir en un hotel! Por más de que trabajes es diferente a un trabajo normal, porque ahí como en el camping la gente  esta de vacaciones, por ende, esta feliz, la mayoría de ellas no tiene quejas al respecto y muchos te hacen saber que bien se la están pasando, quieras o no vas a contagiarte de su entusiasmo y alegría.

Por la noche cuando terminaba de trabajar, alrededor de las ocho, iba a la playa las primeras semanas, cuando el sol todavía continuaba, tomaba mates y contemplaba el mediterráneo solo para mí, ya que el hotel se encontraba en un lugar donde no había tantas casas alrededor y sumemosle, como ya dije, temporada baja.

14370230_10155345189553538_3825611531903864778_n
Atardecer enfrente de mi hogar (el hotel), como dije, no había nadie!

Otros días iba a correr, y también iba un parque o plaza de juegos donde me arme una rutina con los elementos que había.

Una vez terminado cenaba en la cocina del staff donde todas las noches eran diferentes, a veces estaba solo, otras conocía más a los empleados – huéspedes que vivían conmigo en el hotel, mirábamos las noticias, por esa altura el tema de los refugiados estaba en lo más alto, por lo que se generaban opiniones. Una vez terminado me iba a descansar para así al otro día realizar otra vez la rutina.

Para darle un cierre a este capitulo de mi vida, decidí terminar el trabajo antes de mi cumpleaños número 26, por lo que llamaron a otra persona, y este era Jesús, de Cádiz, un amigo que hice en pocos días de tan solo conocerlo y en el que para mi cumpleaños nos fuimos a Andorra. Esta historia la contare en mi siguiente entrada.

18623489_10156100921948538_5441224920798619582_o
Ultima noche saliendo al único bar que había abierto para esa altura del año, rodeado con los compañeros de trabajo.

Faltan algunas personas en la que hice una amistad durante mi estancia en el hotel.

En fin aliento a los que quieran trabajar en hoteles, se necesita mucho personal en la costa brava (zona comprendida desde Blanes hasta la frontera con Francia en Portbou), ya sea lava platos, camareros, jardineros, socorristas, mucamas.

Esto lo hablo de mi propia experiencia por eso hablo de esta zona en particular, porque sé que lo hay. Así que animo! todo se puede hacer, gracias por leerme.

Abrazos, a volar.

Federico Ale.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad