viajeros Emigrados

Dejó Argentina y creó junto a su amigo su empresa de tours en Barcelona, Facu Falcón

Hoy con ustedes les traigo una historia desde Barcelona, contada por Facundo Falcon, que emigro hace ya 18 años. Tuve el placer de conocerlo en su primer año de free walking tour, cuando hice uno con él, allí por el 2016.

En plena charla durante el free walking tour – Barcelona

Historia de Facu

Me fui de Argentina en febrero de 2003, cuando tenía 22 años. La idea empezó a rondar mi cabeza un par de años antes, cuando un amigo de la adolescencia se fue a vivir a Miami y a pesar de varios problemas, las cosas le empezaron a ir bien.

Se me empezó a cruzar la idea de seguirlo e ir también a Miami, lugar que había conocido de pasada al ir a estudiar un mes a la universidad de Tampa en enero de 1999.

Todo eran ideas, sueños, hasta que en enero del 2003, una escapada en kayak a la isla (Frente a Rosario, Santa Fe) conocí a un chico que estaba desde hacía un par de años viviendo en Barcelona y había vuelto un par de semanas en el verano para visitar amigos y familia. Luchi (este chico) me comentó que trabajaba en inmobiliaria y que buscaban argentinos porque eran buenos vendiendo y que si tenía ciudadanía europea, todo sería bastante fácil.

La llamada que lo cambio todo

En aquella época no existía WhatsApp, Facebook… era todo mucho más rudimentario, así que el jefe de este chico, me contactó por teléfono (al fijo de mi casa, no tenía ni celular todavía) y en un par de llamadas me convencí de que tenía que irme, al menos, a probar suerte. 2 semanas después, ya tenía pasaje para viajar a finales de febrero y casi 18 años después, nunca me arrepentí de mi decisión.

La idea original, era estar en Barcelona unos 2 o 3 años y volver a Argentina, por lo cual, la despedida no fue un “chau”, sino un “hasta luego”.

No fue una despedida traumática ni mucho menos, porque familia, amigo y yo mismo, creíamos que era una ida pasajera. Me acuerdo que nos juntamos en mi casa con mi familia y algunos amigos la noche antes de viajar y a eso de las 3 de la mañana me vino a buscar la combi para ir a Ezeiza, nada muy destacable.

Abriendo la mente

Una curiosidad de la que siempre me acuerdo, es que viajé con Swiss Air y antes de llegar a Barcelona, hicimos escala en Zúrich y lo primero que vi al pisar tierras suizas, fue a un empleado de la compañía que me hizo el check-in para el vuelo a Barcelona, con un piercing en la ceja. Es algo que me sorprendió, porque en aquella época en Argentina casi nadie usaba un piercing y los pocos que lo hacían, no eran personas que aspirasen a trabajar en una compañía aérea.

Me di cuenta que me hacia falta salir un poco del encierro mental en el que todos estamos metidos hasta que conocemos otra cosa.

Mis inicios en nuevas tierras y vida actual

En la llegada a Barcelona, ya me sorprendí porque yo iba hacia la inmobiliaria directamente, donde había quedado con el dueño y era una de esas calles estrechas del barrio de Gracia, donde hay un solo carril.

Llegué en taxi y paró en la puerta. Detrás se formaba una fila de autos interminable mientras sacaba las valijas y pagaba y nadie, absolutamente nadie tocó bocina ni puteó!!! Algo impensado para la mente argentina.

Me alojé en la casa del dueño de esta oficina inmobiliaria, donde compartí habitación (un colchón en el piso) durante 2 meses con otros 2 chicos rosarinos que también laburaban conmigo.

Insertándome en la Ciudad de Barcelona

Desde el principio me adapté a la ciudad y cada día que pasaba me sentía mejor, ya que en el trabajo también me fue bastante bien en la primera etapa.

En cuanto a mi vida personal, conocí a Vicky en un viaje que ella hizo a Barcelona en el año 2013 y desde ese momento comenzamos una relación que cuando se terminó su viaje, fue a distancia durante 1 año. Es ese período fui 2 veces a visitarla a Argentina y ella vino 2 veces a Barcelona, hasta que decidimos que había que estar o allá o acá, pero juntos y finalmente, a mediados de 2014 se vino ella a vivir a Barcelona.

Actualmente, estamos casados y tenemos 2 hijas. Octavia, la mayor, cumplió 2 años en junio y Adolfina, nació en marzo de este año, una semana antes de que se dictara la cuarentena, por lo que, por suerte para ella, disfrutó de varios meses de la compañía de sus padres las 24 hs.

La Familia.

Empadronamiento

Con respecto a los papeles, en aquella época, era más fácil. Tuve que ir a la oficina de Extranjería una mañana a hacer cola para presentar el pasaporte y un empadronamiento (un papel que te lo daban en 1 minuto en cualquier sede del ayuntamiento) y unas semanas después fui a la oficina de policía a buscar el NIE (Número de identificación de extranjero).

Por último, hice el trámite para tener una tarjeta sanitaria para poder ir a cualquier centro de atención primaria u hospital en el momento que lo necesitase de manera totalmente gratuita. Ese trámite fue el más fácil, ya que son mi NIE, fui a la planta baja de donde vivía y allí mismo hay un centro de atención primaria donde en 5 minutos me dieron la tarjeta sanitaria.

Hago la aclaración de que tengo la ciudadanía italiana. Sin eso, no podría haber obtenido las cosas tan rápido.

Mis trabajos

En cuanto al trabajo, empecé como asesor comercial en la inmobiliaria y a los 10 meses me ascendieron a encargado de la oficina! Con 23 años tenía 5 personas a mi cargo y no me fue nada mal durante un tiempo, hasta que en 2006, con la crisis del ladrillo (así se la llamó en España), las cosas para las inmobiliarias se puso difícil. No se vendía ni compraba nada y la oficina donde trabajaba terminó cerrando como muchas en aquella época.

En cuanto a salarios, como asesor, se pagaban alrededor de 700 euros al mes, más las comisiones por ventas, con lo cual un vendedor promedio ganaba sobre los 1400 o 1500 euros y los buenos vendedores, podía superar los 2000 al mes.

Un salario medio en España ronda los 1300 euros diría, por lo que no estaba nada mal para ser la primera experiencia laboral en el extranjero.

Al quedarme sin trabajo, empecé a buscar por internet y empecé a buscar algo relacionado con lo que había estudiado, turismo. A menos de un mes de buscar y hace algunas entrevistas (casi todo a través de la web Infojobs), empecé a trabajar en la recepción de un apartotel. Estuve allí durante 8 años y medio, donde me fueron dando cada vez más responsabilidades hasta llegar a desempeñar el trabajo de jefe de recepción.

👉 PINCHA AQUI PARA BUSCAR TRABAJO EN ESPAÑA 👈

Creando mi propio emprendimiento

Donkey Tours – click en el nombre para acceder a su sitio web

Ahora, desde hace 4 años y medio, soy guía turístico en mi propio emprendimiento. Junto con un amigo también argentino, dejamos nuestros respectivos trabajos y creamos Donkey tours Barcelona.

La idea me la planteó Ezequiel (actualmente mi socio) a mediados de 2014 y poco a poco le fuimos dando forma hasta que en febrero de 2016 empezamos a hacer free walking tours por Barcelona. Al principio fue duro, porque durante unos 4 meses, estuvimos trabajando de lunes a lunes si descanso hasta que la cosa empezó a funcionar.

Cada año que fue pasando, fue aumentando la cantidad de gente que hacia los tours con nosotros hasta la llegada del coronavirus. En el 2019, en los meses de temporada alta en Barcelona (abril a octubre) llegamos a hacer tour a unas 3000 personas al mes, pero en marzo de 2020, la cosa se frenó en seco.

Aqui el video promocional de Donkey Tours

A día de hoy, desde julio hemos vuelto a la actividad pero con muy pocos turistas. Hasta marzo éramos, contando a Ezequiel y yo, 10 guías, de los cuales hoy quedamos solo 6.

Esperamos que poco a poco se vaya volviendo a la normalidad para poder volver a trabajar como lo hacíamos antes.

Vivienda

Pasando al tema vivienda, es el gran problema (en cuanto a la economía) que presentan las grandes ciudades. Hay más demanda que oferta en alquileres, por lo cual, evidentemente, los precios son altos. Actualmente vivo en un departamento de alquiler con 3 dormitorios, pagando 900 euros. No está en el centro, pero tampoco está tan alejado. En metro, son 4 paradas hasta la Plaza Catalunya, centro neurálgico de la ciudad.

Hay mucha gente que dada esta situación, decide compartir apartamento. Es muy difícil alquilar individualmente dado que el salario medio está muy cerca del precio de alquiler y es inviable pagar de alquiler casi lo que se gana.

elmundosegunfede viviendo en Barcelona
Antes de arrancar el tour en Barcelona – España.

Vida social en Barcelona

Tenemos un gran grupo de amigos, la mayoría argentinos como nosotros. Hacemos una vida social bastante movida, ya que la situación lo permite. Barcelona tiene muchos parques para ir a tomar unos mates y que los chicos puedan jugar, está la playa (llena de argentinos) y en cada esquina hay un bar donde tomarse una cerveza y una tapa es accesible.

Yo animo a todo quien tenga al menos un poco de ganas a hacerlo, a tirarse a la pileta. Remando y poniendo ganas a las cosas, siempre salen…”

Facundo Falcón.

En un bar de barrio, una cerveza cuesta por lo general menos de 1.5 euros y es algo que la gente se puede permitir a menudo.

El estilo de vida, es bastante similar al de Argentina. La gente es cálida, pero la gran diferencia es que las reuniones entre amigo e incluso familiares, muy pocas veces son en casa.

Se estila mucho juntarse en el bar, en un restauran o en una cafetería. Esto tiene que ver con que las dimensiones de las viviendas son reducidas y nos es muy cómodo juntarse 10 personas en un living de 12 m².

Viajes

Otra cosa que es bastante accesible es viajar, algo que amo. He tenido oportunidad de por ejemplo, irme a Firenze (Italia) en avión por 40€ ida y vuelta, o a Budapest (Hungría) por 30€.!

Hay mucha oferta si se busca con tiempo, viajar es un placer qué, aunque no tengas un gran sueldo, muchos nos lo podemos permitir.

En estos años he visitado muchos lugares. Viajé mucho por España, pero también al exterior. En este momento se me viene a la cabeza Jamaica, la península de Yucatán o Tailandia, porque son viajes de larga duración, pero también estuve en Alemania, Hungría, Inglaterra, Irlanda, Portugal, Holanda, Bélgica, Republica Checa, Francia, Italia, Turquía, Grecia, Malta.

Elegir solo un destino es imposible. Todo tiene su encanto y cada uno de los lugares que visité tienen algo que los hace especial, pero, por decir solo 5 lugares que me fascinaron, podrían a Santorini (Grecia), Estambul (Turquía), Bangkok (Tailandia), Ámsterdam (Holanda) y Estrasburgo (Francia).

  • Santorini ➡ lo elijo por la belleza de las casitas blancas y el mejor atardecer que vi en mi vida.
  • Estambul ➡ por su riqueza histórica, cultural y gastronómica.
  • Bangkok ➡ es la ciudad espectacular y de contrastes, donde parece que la gente vive en un caos ordenado, es una sensación que me dio.
Tailandia – Bangkok
  • Ámsterdam ➡ la incluyo en esta lista, porque además de pintoresca, es una ciudad que a pesar de haber estado solo 4 días, me sentí muy cómodo y es un destino donde me gustaría vivir.
  • Estrasburgo ➡ esta ciudad de la Alsacia francesa, es de lo más lindo que visité. Fui hace 6 años con mi mamá que esta de visita por acá y nos encantó. Tanto me gustó, que decidí ir con mi familia a pasar Navidad en 2019 y decorada para esa ocasión, me pareció aún más linda que la primera vez que la visité. Es una ciudad como salida de un cuento.

Reflexion

Después de casi 18 años de haber salido de mi zona de confort, no me arrepiento de nada. A pesar de que no todo fue color de rosa en este camino, es una experiencia que te hace crecer como persona y abrir la mente.

Las cosas que aprendes viviendo fuera de tu país, en una cultura distinta, son intangibles que no los puedes aprender en una escuela o en la universidad.

Son experiencias que hacen que uno empiece a entender las cosas de otra manera y a ser alguien un poco más abierto.

Evidentemente que se extrañan cosas.

Lo primero, personas. Se extraña a la familia y a los amigos. A pesar de que se hacen nuevos amigos, los de la infancia y adolescencia, siguen ahí, en un rincón del corazón. También se extrañan otro tipo de cosas, como juntarse a comer un asado, ir el domingo a ver a Central al Gigante de Arroyito, ir a pasar una tarde a la pileta, al club, jugar al truco… Pero… poniendo todo en la balanza, a pesar de extrañar muchas cosas, las que tengo en la actualidad acá, lo compensan.

El salir de la zona de confort y vivir, aunque no sea para siempre, una experiencia en el exterior, es algo enriquecedor. Poder vivir una experiencia de este tipo hace que uno se plantee las cosas de otra manera. Ver otras formas de vivir y de entender el mundo, ayuda a que uno tenga más herramientas a la hora de afrontar su propia vida.

Aunque finalmente yo no volví a Argentina a vivir (por ahora), creo que si hubiera vuelto, lo habría hecho con una experiencia y una mente mucho más abierta que si nunca me hubiera ido.

Yo animo a todo quien tenga al menos un poco de ganas a hacerlo, a tirarse a la pileta. Remando y poniendo ganas a las cosas, siempre salen. La ilusión que uno tiene se puede alcanzar con esfuerzo. No hay secretos.

El esfuerzo es el motor que hace que las cosas funcionen como uno quiere y la perseverancia el ingrediente necesario para superar las adversidades que siempre aparecen.

Situación coronavirus Barcelona

Uso obligatorio de la mascarilla en la vía publica.

Para cerrar esto, respecto al Coronavirus, en España pegó bastante fuerte.

En marzo se dictó un confinamiento estricto que duró un mes y medio y luego, de a poco se fueron haciendo aperturas hasta que el 22 de junio se liberó casi todo.

Eventos masivos, evidentemente están aún prohibidos y los aforos a locales de restauración, cines, teatros, está restringido a porcentajes de ocupación mucho menores a lo que estábamos acostumbrados.

Ha habido bastantes focos de rebrotes del virus en este tiempo, por lo cual se han ido haciendo algunas restricciones puntuales según los lugares.

Desde julio, en toda España es obligatorio el uso de mascarilla, tanto en el interior de un comercio, como en la calle, o sea, se tiene que usar siempre que uno esté fuera de casa.

Con vicki y octavia con las calles desoladas de Barcelona.

En lo personal, estando en turismo, la pandemia ha sido letal, ya que a pesar de haber vuelto a hacer tours, estamos trabajando muy poco… estamos en aproximadamente un 10% de producción comparando con el año anterior.

El turismo es el sector, diría, más afectado porque los desplazamientos no están prohibidos, pero no están recomendados. Esto hace que los viajeros que lleguen a Barcelona sean muy pocos.

Facundo Falcón.

🔴 AQUI LA HISTORIA DE JOAQUIN – TAMBIEN VIVIENDO EN BARCELONA

🔴 AQUI MAS HISTORIAS DE EMIGRADOS

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Privacidad